El principal motivo por el cual nos hemos decantado para ofrecer este taller ha sido la connotación que poseen las actividades implicadas en la elaboración de la comida. Estas, más que una actividad, se constituyen como un ocupación, puesto que poseen un valor personal y cultural.

Objetivos del taller:

  • Fomentar la coordinación óculo-manual.
  • Facilitar la manipulación (pinza, agarre y prensión).
  • Promover la precisión manipulativa.
  • Estimular las funciones mentales superiores: atención, conciencia, percepción, aprendizaje, memoria, lenguaje, emociones y pensamiento.
  • Mejorar las funciones ejecutivas: memoria de trabajo, planificación, razonamiento, flexibilidad, inhibición, toma de decisiones, estimación temporal, ejecución dual y multitarea.
  • Favorecer la integración del esquema corporal.
  • Promover el ocio y tiempo libre.
  • Facilitar el desempeño de las actividades de la vida diaria básicas e instrumentales.
  • Promocionar la participación social.
  • Favorecer el desarrollo de habilidades sociales, emocionales y de comunicación.
  • Transferir el desempeño de la actividad a su entorno real.

Previa a la realización del taller, cada usuario deberá rellenar una encuesta de necesidades y demandas en relación con el mismo. La cual recoge alergias, gustos y preferencias, y contacto previo con la actividad de cocina.

Esta ocupación no solo abarca la preparación y elaboración de los alimentos, sino que implica también la planificación de una dieta equilibrada, la confección de la lista de la compra, el desplazamiento al supermercado, la elección de los artículos, la gestión del dinero y la limpieza y recogida de la cocina.

A lo largo del programa, los distintos roles y funciones serán consensuados por lo miembros del grupo junto con los profesionales del centro, fomentando el desarrollo de sus capacidades comunicativas y el trabajo cooperativo. Tras la preparación de los alimentos, procederemos a servir y comer los platos elaborados.

LLÁMANOS