Desde el Área de Neuropsicología tenemos por objetivo principal el estudio del cerebro y la relación que hay entre este órgano y la conducta y el comportamiento de las personas.

Estudiamos la relación entre las estructuras cerebrales y los procesos mentales (cognitivos y emocionales) y conductuales, dando a conocer el estado del funcionamiento cognitivo, conductual, emocional y funcional del paciente, de forma que contribuyamos a su diagnóstico.

Mediante la Neuropsicología, es posible detectar el deterioro cognitivo en etapas muy tempranas mediante un diagnóstico diferencial. También, permite valorar los efectos de una cirugía en los casos de epilepsia, hidrocefalia y tumores, así como la toxicidad de ciertos tratamientos farmacológicos. Por otro lado, es útil para la elaboración de informes periciales en los casos de incapacidad o accidente, así como programas de rehabilitación neuropsicológica tras el daño cerebral adquirido o el deterioro cognitivo.

Realizamos un diagnóstico preciso de las alteraciones de las funciones superiores afectadas: habla, lenguaje, memoria, atención, percepción…mediante una entrevista inicial. Una vez identificadas estas alteraciones, se marcarán unos objetivos consensuados para alcanzarlos mediante el tratamiento cognitivo, personalizado en función de la persona, su patología y sus circunstancias personales.

 

LLÁMANOS